domingo, 15 de octubre de 2017

jueves, 12 de octubre de 2017

¿Quién fue el rey Midas?

rey-midas
El rey Midas de Frigia, gobernó durante los años 740 a. C. y 696 a. C., aproximadamente. Debido a su casamiento con una mujer griega, la región que ocupaba la mayor parte de la península de Anatolia (actual Turquía), adoptó el alfabeto griego. Era un hombre obsesionado por las riquezas. Vivía en un hermoso castillo rodeado de grandes jardines, bellas rosas y todo tipo de objetos lujosos.

Gracias a Midas este reino se expandió al este, participando en múltiples relaciones comerciales con Asiria y Urartu, que aumentó considerablemente las riquezas del rey y su región. Tanta abundancia provocó que los griegos acabaran haciéndole un hueco en su mitología.

Según parece, tras las muchas invasiones de Sargón II (rey de Asiria durante el Imperio nuevo). Midas se suicidó, terminando así el próspero período de Frigia.

En la localidad de Yazilikaya de Anatolia, se levanta una fachada monumental llamada 'tumba de Midas', que data del siglo VII a.C. Pero lo cierto, es que se trata de un templo dedicado a Cibeles. antigua diosa de la fertilidad de la tierra (y principal divinidad del panteón de Frigia).

Los frigios vivieron su apogeo en el siglo VIII a.C. bajo el gobierno de Midas

El mito del rey Midas

 

Cuando Midas era muy pequeño, una adivina predijo que estaba destinado a conseguir una gran riqueza. Proveniente de una familia de campesinos, Midas mantuvo esa idea de ser inmensamente rico durante toda su madurez y finalmente consiguió convertirse en un rico y poderoso rey, pero nunca tenía suficiente. Deseaba más riquezas, más joyas, más bienes.

Érase una vez un rey que convertía en oro todo lo que tocaba. Así comienza el mito del rey Midas, en el que Dionisos, hijo de Zeus y dios de la vendimia y el vino, decidió complacer a Midas con un deseo, tras haber ayudado a Sileno, sátiro y compañero de excesos alcohólicos de Dionisos que había acabado tras una de sus interminables noches de borracheras, quedándose dormido en el espectacular jardín de rosas del rey Midas. Respecto al deseo, sus ansias de riqueza le llevaron a ambicionar un poder que transformara en oro todo lo que sus manos tocaran, fuese lo que fuese.

A pesar de que Dioniso le advirtió sobre los peligros de este don, Midas insistió y Dionisos dijo: 'deseo concedido'.

Al principio, todo fue bien. Hasta que sintió hambre. Su don implicaba que incluso cuando se disponía a comer, los manjares acababan inevitablemente convertidos en este preciado metal una vez rozaban sus manos: fruta, vino... Para evitar morir de hambre, Midas pidió a Dionisos que eliminara este brillante don de su ser, deseo que fue concedido tras bañarse en el río Pactolo, que desde ese momento contuvo arenas compuestas de oro, polvo de oro en la orilla del río gracias a la codicia del rey.

Un mito que sirve para educar a los más pequeños -y no tan pequeños- sobre la avaricia, con estereotipos tan conocidos como el propio rey Midas o Ebenezer Scrooge, protagonista de 'Cuento de Navidad' de Charles Dickens y el avaro más famoso de la ficción.

¿HAN DESCUBIERTO LA TUMBA DE SANTA CLAUS?

¿Han descubierto la tumba de Santa Claus?
La leyenda de Santa Claus está inspirada en la figura de un santo cristiano, San Nicolás de Bari, cuyos restos fueron enterrados en el años 343 en una iglesia de Anatolia, en Turquía. Cuando los musulmanes invadieron el país en el año 1087, los fieles evacuaron sus huesos y los trasladaron a un cementerio en la ciudad italiana de Bari. O eso se creía.
Y es que, ahora, una nueva investigación revela que aquellos cristianos del año 1000 pudieron equivocarse y habrían trasladado los restos de otra persona. Así lo asegura un equipo de arqueólogos de la Antalya’s Monument Authority, ha descubierto una cripta con una tumba desconocida hasta ahora. 
El hecho de que estuviera tan oculta y que la adornaran unos mosaicos más bellos y trabajados que los del resto del templo, hace pensar que los restos enterrados allí pudieran ser los del auténtico San Nicolás. Aunque harán falta estudios muy minuciosos para confirmarlo.
San Nicolás nació en el territorio de la actual Turquía, y se convirtió en sacerdote después de que la peste matara a su familia. Consagró su vida a ayudar a los más necesitados y, actualmente, es patrón de Grecia y Turquía. Pero, ¿cómo dio origen al mito de Santa Claus?
La tradición cuenta que, en una ocasión, al enterarse de que las hijas de un artesano amigo suyo no tenían dote para poder casarse, el futuro santo regaló anónimamente una bolsa con diez monedas de oro a cada una de ellas.

La resistencia del Dalái Lama

Tenzin Gyatso (1935) es el líder espiritual del budismo tibetano. Fue proclamado el XIV Dalái Lama a la edad de cinco años.
Nació en una familia de campesinos en el pequeño poblado de Takster, en el noreste del Tíbet.
A los dos años fue reconocido como la reencarnación de su predecesor, el 13° Dalái Lama, considerado una emanación de la sabiduría compasiva de Buda.
En 1989 le fue concedido el Premio Nobel de la Paz debido a «su resistencia constante al uso de la violencia en la lucha de su gente para recuperar la libertad».
Con su campaña de no-violencia contra la dominación china del Tíbet, el Dalái Lama, ha conseguido desde su exilio en la India, que el resto del mundo conozca la opresión que China ejerce sobre el pueblo tibetano y su religión.
En 1950, China había emprendido una campaña de acoso al Tíbet, y a los 15 años el Dalái Lama hubo de asumir también el control político del Estado.
Se trasladó a Lhasa, la capital del Tíbet, para emprender sus estudios, y a los 25 años logró su doctorado en filosofía budista.
Junto a una gran cantidad de dignatarios religiosos y civiles, en 1954, viajó a Pekín para mantener conversaciones de paz con Mao Zedong, que no dieron resultado.
En 1959 Lhasa se sublevó para reafirmar su independencia frente a China, pero la rebelión fue sofocada brutalmente. Decenas de miles de tibetanos murieron en los bombardeos o fueron apresados.
Considerando que la única forma de rescatar a su país de la opresión era que su palabra y su actividad no fueran silenciadas, el Dalái Lama cruzó el Himalaya a pie, en un peligroso viaje que lo llevo a exiliarse en India. Unos 80.000 tibetanos le acompañaron.
Desde 1960, el Dalái Lama reside en una ciudad del norte de la India, Dharamsala, y a partir de entonces no ha cesado de efectuar llamamientos a la ONU y ante numerosos foros internacionales sobre la realidad tibetana.
En 1963, en Dharamsala, conocida como la Pequeña Lhasa, se promulgó una constitución democrática que se basa en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Además esta ciudad posee también instituciones culturales y educativas por lo que funciona como la "capital tibetana en el exilio". Unos 130.000 refugiados tibetanos viven principalmente en la India. Otros se encuentran exiliados en Nepal, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y otros 30 países.
En 2011, el Dalái Lama renunció a cualquier cargo político del Gobierno tibetano en el exilio, para seguir exclusivamente como líder espiritual y religioso.
Conforme a la visión de la no violencia (Ahimsa –término sánscrito que se refiere a un concepto filosófico que aboga por la no violencia y el respeto a la vida) es vegetariano.
Ha escrito más de un centenar de libros.
Aunque se define a sí mismo como "un simple monje", su enorme popularidad sobrepasa las diferencias de religiones tradicionales.
Desde 1959 ha recibido más de 84 galardones, doctorados honoris causa y premios, en reconocimiento a su mensaje de paz, no violencia tolerancia, responsabilidad y conciencia universal

María Fernández REi

Confirman que el saco de pan de San Francisco de Asís es auténtico

San Francisco de Asís
Durante más de 700 años, el convento de Folloni, cerca de Montella, en Italia, ha protegido y guardado algunos pequeños fragmentos textiles que, supuestamente, pertenecieron al famoso saco de pan de San Francisco de Asís. Según la leyenda, este saco apareció en el umbral del convento en el invierno de 1224 y contenía pan enviado por san Francisco de Asís. El saco apareció allí en un momento de máxima necesidad por parte los frailes del convento, que habían sido bloqueados por la nieve y no disponían de alimento. Puesto que San Francisco de Asís en ese momento estaba en Francia, se dijo que el pan fue llevado por un ángel.
Este es el contenido de la leyenda que, no obstante, a partir de ahora podrá atribuírsele cierta verdad histórica, dado que los fragmentos del saco, que se han mantenido protegidos como una reliquia por parte del convento, han sido analizados por un equipo internacional de científicos.
El carbono 14 revela que probablemente había pan en el saco
El conjunto de investigadores, procedente de Dinamarca, Italia y Holanda, ha realizado un análisis de carbono 14 para averiguar qué hay de cierto en la leyenda, y ha sido publicado en la revista Radiocarbon.
Según el análisis, el trozo de tela data de entre 1220 y 1295, unas fechas que coinciden con las de la leyenda; pero, lo que es más, ha concluido que probablemente contuvo pan, tras el hallazgo de un componente biológico que se encuentra en las membranas de los hongos, el ergosterol, que es además un biomarcador de la elaboración de algún tipo de hornada o cerveza.
"Nuestros estudios muestran que probablemente había pan en el saco. No sabemos cuándo, pero parece improbable que fuera después de 1732, donde los fragmentos de saco fueron incautados para protegerlos. Es más probable que el pan estuviera en contacto con el textil en los 300 años anteriores a 1732; un período en el que la tela se utilizaba como altar; o tal vez fue precisamente en la fría noche de invierno de 1224, es posible", en palabras del profesor Kaare Lund Rasmussen de la Universidad del Sur de Dinamarca, que ha dirigido la investigación.
Los investigadores no han abordado cómo el saco de pan terminó en la puerta del convento.
No obstante, "las mediciones científicas no pueden probar una leyenda o una creencia. Lo que pueden hacer es afirmar o desmentir la autenticidad de un objeto concreto, o demostrar una concordancia entre la evidencia físico-química y la leyenda", dejan claro los investigadores en el artículo.
Es más, los investigadores no han abordado la cuestión de cómo el saco de pan terminó en la puerta del convento.
Según la leyenda, el saco de pan milagrosamente apareció en la puerta del convento en 1224. Durante 300 años fue utilizado como un lienzo de altar, momento en el que algunos trazos fueron cortados y entregados a otras instituciones religiosas en Italia.
Después del terremoto de 1732, se construyó un nuevo convento y se mantuvieron los fragmentos de saco restantes, hasta que en 1807 los fragmentos fueron trasladados a la iglesia principal. En 1817 la mitad del material fue devuelto al convento, y la mitad restante volvió al convento en 1999. Hoy, los fragmentos del ancestral saco se guardan con mimo en un relicario.